• Vagalume
  • A-Z
  • Estilos
  • Top 100
  • Playlists
  • Rádio
  • Hot Spots
  • Notícias
  • Play
    PLAY

    Se llamaba Alain Delon
    El viajero que quiso enseñarme a besar
    en la Gare di'Austerlitz.
    Primavera de un amor,
    amarillo y fugaz como el sol
    del veranillo de San Martín.
    Hay quien dice que fui yo
    la primera en olvidar,
    cuando en un si bemol de Jacques Brel
    me perdí "dans le port di'Amsterdam."

    En la fatua Nueva York
    da más sombra que los limoneros
    la estatua de la libertad.
    Pero en Desolation Row,
    las sirenas de los petroleros
    no dejan reír ni volar.

    Y en el coro de Babel,
    desafina un español.
    No hay más ley que la ley del tesoro
    en las minas del rey Salomón.

    Desafiando el aleaje
    sin timón ni timonel,
    por mis sueños va lijero de equipaje
    sobre un cascarón de nuez
    mi corazón de viaje,
    luciendo los tatuajes
    de un pasado bucanero
    de un velero al abordaje,
    de un no te quiero querer.

    Y como huir
    cuando no quedan islas para naufragar
    al país donde los sabios
    se retiran del agravio
    de buscar labios
    que sacan de quicio.
    Mentiras que ganan juicios tan sumarios
    que envilecen el cristal de los acuarios
    de los peces de ciudad,
    que perdieron lñas agallas
    en un banco de morralla.
    Que nadan por no llorar.

    El Dorado era un champú,
    la virtud unos brazos en cruz,
    el pecado una página web.
    En Macondo comprendí
    que al lugar donde has sido feliz
    no debieras tratar de volver.
    Cuando en vuelo regular,
    surge el cielo de Madrid,
    me esperaban dos pies en el suelo
    que no se acordaban de mí.

    Desafiando el oleaje
    sin timón ni timonel
    por mis sueños va ligero de equipaje
    sobre un cascarón de nuez
    mi corazón de viaje,
    luciendo los tatuajes
    de un pasado bucanero
    de un velero al abordaje,
    de un no te quiero querer.

    Y como huir
    cuando no quedan islas para naufragar
    al país donde los sabios
    se retirasn del agravio
    de buscar labios
    que sacan de quicio.
    Mentiras que ganan juicios tan sumarios
    que envilecen el cristal de los acuarios
    de los peces de ciudad,
    que perdieron las agallas
    en un banco de morralla.
    En una playa sin mar

    Encontrou algum erro na letra? Por favor, envie uma correção »

    Comente
    user 300 caracteres restantes. Enviar

    Todas as letras de Ana Belén

    Publicidade
    Notícias
    Mais notícias »
    Hot Spot
    Top Músicas do Vagalume
    Top 100 »

    As informações deste site são postadas integralmente pelos usuários. É importante dizer que é possível que os dados estejam desatualizados ou incorretos, sendo assim, o Vagalume exime-se de qualquer responsabilidade sobre as informações publicadas.Caso haja interesse em remover ou alterar alguma informação, entre em contato conosco.


    É permitida somente a visualização no site das letras de músicas encontradas aqui, vedada sua reprodução através de quaisquer outros meios (Lei 9610/98).Todas as letras de músicas são propriedade dos seus respectivos autores e divulgadas somente para fins educacionais.All lyrics are property and copyright of their owners. All lyrics are provided for educational purposes only.